Inicio
 
  Acerca de Por Qué Biotecnología (Programa Educativo)
 
  La Biotecnología
 
  Recursos para la enseñanza de la biotecnología
 
  El Cuaderno
 
  Trabajos Prácticos
 
  Glosario de términos de biotecnología
 
  Links recomendados
 
  Cursos y capacitaciones docentes
 
  Dónde estudiar biotecnología
 
  Suscríbase a publicaciones
 
  Contáctenos
 
     
Cuaderno Nº 85  

Entrevista al Dr. Guido König, un joven investigador del INTA
 
“Cuando logremos activar tres pasos fundamentales:  ciencia básica, ciencia aplicada y transferencia a la industria, estaremos ante un país en el cual la ciencia logre cumplir un papel central para lograr su progreso.”
Guido König

Una de las formas de acercarse a los temas científicos y conocer la actividad cotidiana de los investigadores, es a través de una entrevista. Este género periodístico permite al lector un acercamiento virtual y un conocimiento directo de aquellos personajes que le resultan interesantes o que realizan actividades que pueden ser desconocidas para un público amplio. La entrevista no sólo permite recoger, de primera mano, ideas, opiniones y versiones de hechos, sino que, con frecuencia, permite el contacto con la fuente de la información.
Este es el caso del entrevistado en este Cuaderno, el Doctor Guido Alberto König,  Licenciado en Ciencias Biológicas y Doctor de la Universidad de Buenos Aires. König tiene el cargo de investigador asistente del CONICET e investiga en el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) en Buenos Aires temas vinculados con la aftosa.

Entrevista

Corren los últimos días de septiembre en San Luis. La comunidad científica está reunida en el 35º Congreso Argentino de Genética. Disertaciones y conferencias ocupan la atención de los científicos argentinos. En este contexto y a pesar de su ocupada agenda, el Dr. Guido König, tuvo la amabilidad de hacerse unos minutos para atender al equipo de redacción de El Cuaderno de Por Qué Biotecnología.

No nos encontramos con el “imaginario científico” despeinado que mostraba Hollywood en Volver al Futuro, si no con un joven investigador de 35 años, simple, accesible y con una promisoria carrera que él eligió desarrollar en Argentina. De esta manera, parte en San Luis y parte vía correo electrónico de regreso en su casa en Buenos Aires, Guido le cuenta a Por Qué Biotecnología cómo es “un día en la vida de un científico en Argentina”.

¿Dónde trabaja?

Trabajo en el Instituto de Biotecnología del Centro de Investigaciones en Ciencias Agropecuarias que se encuentra en la localidad de Castelar.  En este centro se llevan a cabo desarrollos experimentales que luego trasladan al campo distintos actores interesados, como pequeños y grandes productores de animales o vegetales, o el Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria (SENASA).El predio de INTA Castelar cuenta con más de 100 hectáreas y en su interior se desarrollan las actividades de 10 Institutos diferentes que abarcan distintas temáticas, desde la ingeniería rural a la biología de los patógenos, de la genética a la tecnología de los alimentos y la biotecnología.

¿Cuál es el tema de su investigación?

Ingresé a trabajar en el INTA de Castelar en 1997, para estudiar la epidemiología molecular del Virus de la Fiebre Aftosa (VFA), y aún es parte principal de mi trabajo.   

¿En qué consiste su trabajo de investigación?

Mi trabajo de laboratorio consiste en la identificación del tipo de virus (cepa) que produce un determinado brote de alguna enfermedad que puede afectar al ganado o a las aves de corral. Cuando los animales se enferman, no alcanza con saber qué virus produjo la enfermedad. Estos microorganismos pueden ser muy variables en su genoma así que es muy importante saber exactamente cuál es la variante que está circulando en el campo en ese momento.


¿Por qué es importante conocer cuál es la variedad de virus?

De esta forma se puede predecir cómo va a responder el sistema inmune de un animal que ya tuvo una infección pasada o que ha sido vacunado.

¿Y cómo hace para identificar cuál es la variante del virus?

Me baso en técnicas ya comunes para la biología molecular como la amplificación del genoma viral por PCR  (reacción en cadena de la polimerasa) y la secuenciación. También estamos desarrollando herramientas biotecnológicas para estudiar los factores que influyen en la virulencia o la persistencia del Virus de la Fiebre Aftosa (VFA). Otro aspecto de nuestro trabajo, con “menos mesada” pero mayor análisis bioinformático, es el desarrollo de modelos que permitan predecir y estudiar la evolución del VFA a partir de los datos moleculares y los obtenidos en el campo (localización geográfica, fecha y duración del brote).  

Guido König con su equipo. El investigador es el joven con barba detrás del grupo.

¿Podría describirnos un día de su trabajo en el INTA?

Los horarios de entrada y salida son variables según las tareas que realice. Sin embargo, si no puedo ir o volver en automóvil, los horarios son más fijos, ya que hay un micro del INTA que en su recorrido pasa a 10 cuadras de mi casa, a las 7:15 y me deja, a la vuelta, en el mismo lugar alrededor de las 18:00. El laboratorio tiene una gran ventana que da al parque del Instituto. Mis días se reparten en la mesada (donde realizo el trabajo de laboratorio) y en la oficina (donde realizo el análisis de los datos y la planificación de los experimentos y las tareas administrativas).

¿Cómo sería el trabajo de “mesada”?

Por ejemplo, cuando llega una muestra de SENASA para identificar por secuenciación, lo primero que se hace es extraer el ARN, esto lleva un día. El segundo paso es realizar la síntesis de ADN complementario y la PCR que tarda unas 8 horas para luego ver el resultado en un gel de agarosa y purificar el producto específico de PCR (otras 4 horas). Más tarde se preparan las muestras y se realiza la secuenciación automática obteniéndose los resultados 2 días más tarde. Finalmente la verificación de la secuencia obtenida y el análisis filogenético de la cepa viral analizada demanda un último día de trabajo. Durante todo este proceso hay tiempos de espera en las reacciones que se utilizan en la lectura de publicaciones o en la planificación de ensayos o en tareas administrativas.          

¿Y dónde comen?

En el edificio tenemos un pequeño comedor en donde podemos calentar la comida que traemos de nuestras casas y también tenemos la posibilidad de ir al comedor del INTA que queda a unos 700 metros de nuestro instituto.

¿Cómo llegó a la elección de ese tema de investigación y a ese equipo de trabajo?

Una amiga que estaba trabajando en el Centro en un tema relacionado, me avisó que estaban buscando gente con experiencia en trabajo de laboratorio y yo acababa de finalizar mi contrato como técnico de laboratorio en el Instituto Malbrán.
 
¿Obtuvo resultados en su investigación? ¿Cuáles?

El resultado primario de los estudios que hago permite identificar las cepas de VFA causantes de un brote de Aftosa a partir de su secuencia genómica (Sistema de Vigilancia Epidemiológica Molecular). Estos resultados se usaron para respaldar distintos estudios en los últimos años, tanto de control de vacunas como filogenéticos (relación genética entre las distintas cepas). Las aplicaciones de estos resultados son muy amplias acorde a las hipótesis u objetivos de cada proyecto.

¿Cuál es el aporte de estos resultados?

El principal aporte realizado por mi línea de investigación fue desarrollar el Sistema de Vigilancia Epidemiológica Molecular para el VFA, que fue implementado a partir de los brotes del año 2000. También permitió la clasificación de los virus históricos y actuales de Sudamérica.

¿Qué beneficio trajo este Sistema a la ganadería argentina?

La identificación y caracterización de las cepas circulantes durante los años 2000-2002 permitió diferenciarlas de las cepas vacunales utilizadas hasta ese momento y predecir la
necesidad de incorporar a la vacuna las cepas actuantes en ese momento, para tener una respuesta de la vacuna mucho más eficaz. Este aporte contribuyó a que el brote no fuera más extenso y evitó que causara aún más perdidas a la ganadería nacional.

¿Podría aplicarse este mismo Sistema de Vigilancia para identificar otros virus? ¿A cuáles?

Sí, el Sistema de Vigilancia Epidemiológica Molecular desarrollado para VFA puede ser aplicado para otros virus patógenos para los animales, como por ejemplo el Virus de la Gripe Aviar, el Virus de la Peste Porcina Clásica, entre otros.

¿Qué otras actividades debe hacer como investigador?

Entre mis tareas figuran la escritura y presentación de artículos y trabajos en revistas y congresos tanto nacionales como internacionales, el dictado de charlas de divulgación o conferencias, la docencia en cursos de grado y postgrado, el entrenamiento de becarios o estudiantes y la administración de subsidios con los cuales se financian los trabajos. 

¿Quién financia estos trabajos?

La financiación puede provenir tanto de organismos internacionales, por ejemplo, la FAO  (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) como nacionales: el INTA (dependiente de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos – dependiente del Ministerio de Economía y Producción) , la Agencia de Promoción Científica (dependiente de la Secretaría de Ciencia,  Tecnología  e Innovación Productiva – dependiente del Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología). Como se puede ver, el sistema científico no está unificado.

Es decir que puede acceder a distintas fuentes de financiación...

Sí, y es bueno tener la posibilidad de acceder a distintas fuentes de financiación ya que la posibilidad de obtener subsidios para investigación, tradicionalmente es oscilante y se puede pasar de períodos de escasez a otros de abundancia.

¿Por qué eligió esta carrera?

Siempre me gustó la biología, desde la primaria. Ya en la secundaria, mi profesora de biología de 5º año (a pesar de ser muy exigente y estar pronta a jubilarse) fue quien reavivó el gusto por esta especialidad. Igualmente, durante el CBC barajé las posibilidades de seguir Medicina, Bioquímica y Química porque suponía que tenían mejor salida laboral (lo cual posiblemente sea cierto) pero al final terminé con mi primera elección, la Biología.   

¿Qué le recomendaría a un alumno de la escuela que quiere seguir esta carrera?

Es una carrera bastante sacrificada, son siete años duros de estudio. Y una vez recibido hay que seguir trabajando arduamente sin demasiada recompensas monetarias para hacerse paso en la investigación. Los puestos de trabajo tampoco abundan en el sector privado. Pero estas dificultades se minimizan cuando uno hace lo que le gusta.

Es decir que, a pesar de las dificultades, lo recomienda...

Por supuesto, si están interesados en alguna especialidad de la biología (el campo es muy amplio: marina, molecular, ecología, fisiología, biotecnología, etc.) no duden en intentarlo! 

¿Qué expectativas tiene para su futuro?

Mis expectativas son, como todo investigador joven, formar mi propio grupo de trabajo  en Argentina. He realizado dos pasantías cortas de trabajo en Hannover (Alemania) y California (EE.UU.), pero elijo quedarme a trabajar acá.  

¿Qué opinión le merece el lugar que ocupa la ciencia en nuestro país?

La ciencia ocupa un lugar algo relegado en nuestro país en comparación con otros países del mundo, inclusive de nuestra misma región (Brasil). Se han tomado en ciertos momentos medidas claramente restrictivas y en otros momentos otras más favorables, pero aún dentro de este contexto favorable, las medidas son fraccionadas y no parecen seguir un plan nacional de desarrollo de la Ciencia en la Argentina.

¿Qué lugar cree que debería ocupar la ciencia en el país?

La situación de la ciencia tiene que cambiar en nuestro país ya que cumple un rol fundamental en el desarrollo de las naciones. La ciencia básica no solo aporta conocimientos (lo que de por sí ya es un hecho importante) sino que genera una base a partir de la cual, la ciencia más aplicada, desarrolla tecnología o productos para que puedan ser utilizados para el bien de la gente. Y esto es válido para diversas especialidades, desde la obtención de vacunas de nueva generación hasta el mejoramiento de procesos industriales o la conservación de especies en extinción. Muchas veces, para que estos avances realmente lleguen a la sociedad, se necesita un tercer paso, que es la transferencia de estos conocimientos a la industria o sector privado. Entonces, cuando logremos activar estos tres pasos fundamentales, estaremos ante un país en el cual la ciencia logre cumplir un papel central para lograr su progreso.
 
 

Ver cuaderno anterior

 
 
 

  Secciones de
El Cuaderno Nº85:
 
     
  Teoría  
     
  Consideraciones
Metodológicas
 
     
  Actividades  
     
  Material de consulta  
 
     
  Ediciones destacadas de "El Cuaderno"
 
El Cuaderno N° 43:
Datos de adopción y beneficios de cultivos GM 2013.2014
 
El Cuaderno N° 100:
Biotecnología, una historia...
 
 
® Copyright ArgenBio 2007 - Todos los derechos reservados - Términos y Condiciones